MOSAICOS. Enclave Pronillo, Santander 09/10-2015

Las fronteras de la autoría de la creación artística y visual se han desdibujado en las últimas décadas. La concepción tradicional de la creación individual del artista plástico después admirada por visitantes de galerías y museos, se ha enriquecido con nuevas estrategias de creación participativa, interactiva y/o comunitaria.
En esta nueva visión, la obra artística deja de ser un producto cerrado y controlado por el artista y necesita de la interacción y participación del otro para cobrar sentido.
La obra puede también dejar de considerarse como un objeto acabado, para entenderse como un proceso de construcción colectiva en constante transformación.
Inspirados en propuestas artísticas como la exposición “Give me love” de Yayoi Kusuma, donde una sala en blanco se va transformando por la acción de los visitantes en una gran obra plástica llena de color o la obra “Room of heights” de Roman Ondák, hemos acuñado el concepto de ARTE PROGRESIVO para hablar de estas obras generadas a través de la interacción con el espacio y la creación libre de personas de cualquier edad.

Durante dos meses, la Capilla del Palacio de Pronillo se fue transformando en un espacio artístico a través de la participación libre de cientos de niños y familias. Esta iniciativa de los colectivos Ephimera Play y Createctura forma parte del proyecto E-ZETA para la creación de espacios pedagógicos en relación al diseño y las artes visuales.

Ver más galerías