El pasado 8 de Agosto, participamos de nuevo en un encuentro JUGARK, al lado del Museo Marítimo de Bilbao y el Palacio Euskalduna. 

JugARK es un proyecto concebido para promover la "creatividad urbana" en niños y adultos. De la mano de ocho colectivos creativos vascos y cántabros, JugARK propone la re-creación de y en diferentes espacios emblemáticos de Bilbao y Santander a lo largo de todo el verano. Instalaciones artísticas creadas por los niños y sus familias jugarkeadas también por ellos.

Esta vez las instalaciones estuvieron a cargo de un colectivo local, Teo Arkibirak, Ephimera Play y Createctura. 

Bajo el título de “Mosaicos” las diferentes propuestas pretendían transformar el entorno situado bajo el puente Euskalduna llenándolo de color. Todas las propuestas se componían de piezas que a través de la creación colectiva iban componiendo una obra de mayor escala y presencia urbana.

talleres urbanos de artes plásticas

A pesar del mal tiempo de primera hora, la mañana levantó y l+s txikis se acercaron a disfrutar con sus familias. Alrededor de treinta familias se acercaron a jugarkear con nosotros a lo largo de la mañana y pudimos disfrutar con calma de todos ellos y sus creaciones. Muchos de los niños pasaron por todas las instalaciones y propuestas. Además de familias que venían expresamente a disfrutar de la actividad, participaron muchos turistas de diferentes países europeos y familias vascas que visitaban el entorno de la ría.

Los integrantes de Teo Arkibirak propusieron un mural vertical compuesto de diferentes piezas de cartón. Un puzzle de dos caras, con creaciones colectivas de diferente carácter en ambos lados. Pintura de manos de un lado y rodillos y sprays del otro generaron dos intervenciones plaśticas simétricas y variadas que transformaron el escenario y la panorámica del puente y la ría.

juego urbano artes plasticas en familia

Los colectivos cántabros propusimos una gran zona de juegos de piezas de madera. Las propias piezas empezaron a transformarse además a través de la acción individual de los participantes que elegían llenarlas de color. Fue el comienzo de un gran mosaico de más de 300 piezas de colores que se instalará también en el kiosko de la plaza Pombo de Santander. Además, formará parte de una exposición-juego participativa que se llevará a cabo en el mes de Septiembre en la capital cántabra.

Otras propuestas de mosaicos hechas a partir de otros materiales como tapones de plástico completaban la propuesta.

Además de proponer una gran zona de creación y juego este encuentro Jugark nos dejó propuestas que serán llevadas gracias a la colaboración entre los colectivos vizcaínos y cántabros a las capitales de ambas provincias. Creaciones colectivas en las que participarán niños y familias de ambas ciudades, murales que permitirán a otros creadores nuevas reapropriaciones de diversos espacios públicos y urbanos.

mosaico urbano reciclado





No ha sido calificado aún
  • Share

Comentarios

No existen comentarios

Nuevo comentario

* Please fill all required form field, thanks!